Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
The Critters Black Den
The Critters Black Den

¿Cuáles serán las implicaciones de una coexistencia multiespecie reinventada? ¿Que tipo de materialidades y, en consecuencia, estética surgirán de la comprensión de los hilos inseparables que nos conectan a todos, humanos y no humanos, juntos?

Critters Black Den es un instrumento para atraer a diferentes insectos acuáticos, como las libélulas, y al mismo tiempo es un pabellón diseñado para un festival de música en la campaña tailandesa.

El proyecto parte de la investigación sobre la visión polarizada de las libélulas, que las hace confundir las superficies lisas negras como si fueran cuerpos de agua, generando lo que se define como trampas antropogénicas. Por lo tanto, para atraer a los insectos y generar atención en sus comportamientos, el pabellón utiliza diferentes ensamblajes de plástico negro brillante reciclado y residuos electrónicos, que se conciben a partir de estudios geométricos de los puntos de posado naturales más comunes, conectados con ramas de madera previamente podadas, también pintadas de negro brillante.

En momentos de crisis ambiental, es fundamental la oportunidad de de reflexionar sobre la conexión con los sistemas naturales, no tanto desde una perspectiva pragmática sino también lúdica, cultural y social. Además, la ubicación de este proyecto en contextos específicos y accesibles, puede llegar a estimular la creación de una participación basada en experiencias tangibles y positivas. En el caso de Critters Black Den, el desarrollo de prototipos de flores y plantas artificiales, ha necesitado la colaboración con biólogos y entomólogos, ampliando la típica «convivencia» entre diseñadores y profesionales ajenos a la disciplina.

El espacio se concibe a partir de naturalezas artificiales variadas. El proyecto transmite la existencia de una jerarquía diferente entre especies y, a la vez, propone imaginar y ensayar una coexistencia espacial que invite a crear nuevas formas de convivencia.

The Critters Black Den
The Critters Black Den

Pattaya, Tailandia
2019

 

Diseñador
Matteo Marabelli
Diseñador junior
Tikumpom Panichakan
Estudiante colaborador
Ayaka Sato
Fotografías
Animali Domestici

The Critters Black Den

Animali Domestici
Antonio Bernacchi Alicia Lazzaroni