Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información

Aceptar
El huésped majo
El huésped majo

El crecimiento exponencial de las ciudades en los últimos años es un hecho. En la actualidad, más de 4000 millones de habitantes en todo el mundo, más del 50% de la población mundial, vive en ellas. La intención de un crecimiento organizado y sostenible, aunque muchas veces el motivo del desarrollo no sea la necesidad de viviendas, no solo afecta directamente al paisaje (propiciando una pérdida y fragmentación del habitante) sino también al desarrollo de especies invasoras, al desplazamiento de especies autóctonas, a la contaminación lumínica y acústica y al cambio climático.  Este crecimiento no es más que un reflejo de una actitud. Una forma de ser en colectividad. Frente a un problema que creemos que no nos afecta directamente difundimos la responsabilidad de actuación a la espera de que alguien acuda en rescate de Kitty Genovese. Por miedo, por falta de recursos, por egoísmo o por ignorancia. Un parásito que se expande a un ritmo difícilmente sostenible con una intención cada día más firme de desarrollar empatía hacia su huésped. Nos movemos como una masa multicéfala, consumiendo todos los recursos que tenemos a nuestro alcance sin ser capaces de pensar en colectividad y en el futuro; como el peor de los parásitos que sangra a quien lo hospeda hasta matarlo o debilitarlo, sin darse cuenta que su supervivencia depende más que nada de éste.
Si ya se trata de una ardua tarea el gestionar el movimiento de un único ser, cuando hablamos de millones de seres pensantes en diferentes direcciones se plantea como un trabajo imposible. Nos hemos transformado en una ameba que enferma aquello que va recubriendo. Este proyecto trata, no tanto de la ciudad en sí, sino de cómo la urbe representa la civilización; de la tierra atacada de forma aun poco consciente por un patógeno; del crecimiento desproporcionado de un ser sin la inteligencia suficiente para saber cuándo frenar.

El huésped majo
El huésped majo

Valencia, España
2017

 

Artista 3D
Carlos López Pichel
Fotografías
Quatre Caps

El huésped majo

Quatre Caps
Bernat Ivars Vinaroz Dídac Sendra Rabena Juan Suay Rel Miguel Tomás Tena